¿Cómo comer un pomelo?

¿Cómo comer un pomelo?

6 diciembre, 2019 Desactivado

El pomelo es una de las frutas más beneficiosas para la salud que tenemos disponibles, que se caracteriza por su alto contenido de vitamina C, vitaminas del grupo B, antioxidantes, minerales y principios activos que ayudan a combatir el colesterol en sangre y tienen efectos depurativos del hígado.

Cada vez más popular y demandada, todavía continúa siendo una fruta desconocida para muchos, lo que hace que se tengan dudas acerca de cómo comer un pomelo.

Aunque es cierto que se puede consumir de diferentes formas, lo más habitual es comer pomelo solo, de forma natural, cortándolo y comiéndolo directamente.

Pero para muchos el pomelo es demasiado amargo, lo que hace que traten de camuflar ese amargor incorporándolo en comidas como ensaladas, pastas o macedonias.

Si quieres disfrutar de esta beneficiosa fruta pero no sabes cómo comerla, toma nota porque a continuación te vamos a contar cómo se come el pomelo de la forma adecuada. Dispones de diferentes formas para que puedas escoger la que más te guste.

¿Cómo se come el pomelo fresco?

Si quieres comer el pomelo fresco, lo primero que debes hacer es lavar el pomelo con abundante agua, para asegurarte de eliminar todas las posibles bacterias que pueda tener acumuladas.

Después, comienza a pelar el pomelo con un cuchillo con filo, asegurándote de retirar toda la cáscara, la membrana y la médula del fruto.

A medida que vayas retirando la cáscara, que es excesivamente dura como para poder retirarla con tus manos, comenzarás a ver la característica pulpa rosa amarillenta de la fruta.

Una vez pelado, divide el pomelo en diferentes secciones, del mismo modo que lo harías con una naranja o mandarina. Puedes hacerlo con las manos o con un cuchillo, y te recomendamos que te asegures de retirar todas las semillas con la punta de un cuchillo para evitar molestias mientras lo comes.

Cuando ya lo tienes pelado y cortado en trozos, podrás comenzar a comer el pomelo con tus propias manos, disfrutando de una de las frutas más ricas y beneficiosas para la salud.

Otras formas de comer pomelo

Si el pomelo por sí solo no termina de convencerte, también tienes la opción introducirlo en las comidas, combinándolo con otros ingredientes.

Ponlo en tu ensalada

Mucha gente opta por comer el pomelo en la ensalada, vertiendo el jugo de la fruta sobre ella, combinado con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta.

Cómelo en yogures o helados

También está la opción de utilizar el pomelo como ingrediente para yogures o helados. Para ello, simplemente tendrás que colocar el pomelo en trozos sobre tu yogur o helado, lo que aportará un plus de sabor, sin añadir calorías. Si lo deseas, también puedes agregarle un poco de miel para combatir el característico amargor del pomelo.

Crea una salsa de pomelo

También tienes la opción de crear una salsa de pomelo, combinada con aguacate, lima y cebolla roja. Disfrutarás de una salsa fresca, nutritiva y muy fácil de elaborar, ideal para mariscos y para todo tipo de alimentos.

Prepara un batido

Si nunca lo has probado, te animamos a elaborar un batido de pomelo. Para ello, únicamente tendrás que introducir los trozos de pomelo, y batirlos hasta conseguir una textura homogénea. Te recomendamos combinarlo con otras frutas más dulces como las fresas o la piña entre otras.

Comerlo en rodajas con azúcar

Otra opción es comer el pomelo en rodajas con azúcar. Para ello, después de lavarlo, córtalo por la mitad, dividiéndolo en dos partes, tratando que la parte superior quede a la izquierda, y la inferior a la derecha.

Coloca cada una de las partes en un tazón y espolvoréalas con azúcar. Después, saca la pulpa del pomelo con una cuchara. Así de sencillo.

« |