Acerca de la naranja Moro

Acerca de la naranja Moro

8 marzo, 2017 Desactivado

La naranja Moro

Al parecer, las naranjas Moro se empezaron a cultivar a principios del siglo XIX en la zona alrededor de Lentini, en la provincia de Siracusa, en Sicilia. Todo apunta a que se trata de una mutación de los brotes del conocido como “Sanguigno”.

 

La principal característica de esta variedad de naranja es que su pulpa es la más oscura de todas las naranjas sanguinas que existen. La pulpa de la naranja Moro puede ir desde el color naranja veteado con color rubí hasta el bermellón, pasando por el carmesí casi negro.

 

Por otra parte, esta modalidad de cítrico tiene una piel bastante gruesa de color rojizo brillante con un grano medio que se aprecia al tacto. Cuando se degusta, se nota también un sabor mucho más intenso que las demás variedades y un aroma también más fuerte.

 

A la hora de describir el gusto, las naranjas sanguinas Moro son ácidas con un punto de dulzor. El olor que desprenden recuerda al de una frambuesa.

 

Propiedades nutricionales

La naranja Moro no sólo es una explosión de sabor sino que también tiene importantes propiedades nutricionales y preventivas para la salud. Investigaciones actuales apuntan que las naranjas sanguinas son un importantísima fuente de vitamina C – en torno al 130% de la cantidades recomendadas.- Además, su pigmento rojo, la antocianina, es un potente antioxidante que ayuda a reducir los riesgos asociados a muchas dolencias, incluyendo enfermedades relacionadas con la edad.

 

Condiciones climáticas únicas

La naranja Moro es una variedad de naranja siciliana junto a la Tarocco y Sanguinello y todas ellas son originarias de la zonas montañosas y de las llanuras que rodean el volcán Etna, en Sicilia.

 

Las temperaturas de esta región que varían desde la intensa luz del día hasta las temperaturas gélidas de la noche junto a unas lluvias moderadas y un suelo rico y fértil hacen que la naranja Moro y el resto de variedades de naranjas sanguinas sicilianas adquieran estas características únicas de sabor, olor y, sobre todo, color.

 

La naranja roja siciliana está claramente conectada con su entorno natural mediterráneo y da como resultado una fruta con un sabor excelente y único que no puede imitarse. Estos factores sitúan a Sicilia como el mayor productor del mundo. Por ello, la Unión Europea ha catalogado la zona de Sicilia oriental como lugar geográfico protegido para que pueda seguir cultivándose tanto la naranja Moro como el resto de variedades de cítricos sanguinos.

« | »